3 pasos para catar un vino

Al catar el vino nuestro cerebro procura analizar y memorizar el mayor número de sensaciones conscientes que nos transmite la bebida que estamos ingiriendo, mejorando de este modo el placer de nuestros sentidos.

Esta práctica requiere de aprendizaje y memoria. Para catar es necesario hacer un uso eficaz de nuestros sentidos, hacerlos consciente para lograr interpretar las sensaciones al analizar el vino.

Previo a la cata

Paso 1:
Análisis visual

Paso 1:
Análisis visual

Para evitar calentar el vino, es necesario sostener la copa por la base o el tallo. Una vez en mano, inclinarla en un ángulo de 45º sobre un fondo blanco, para observar desde arriba a través del líquido. El color del vino nos indica dos aspectos a analizar:

Paso 2:
Análisis
de los aromas

En este paso descubriremos si se notan más los aromas de la fruta (la uva emula aromas de otras frutas al fermentar: frutas rojas y negras en tintos, y a manzana, cítricos o frutas tropicales en blancos), o si hay olores que vienen de la madera de la barrica (tipo vainilla, café o cuero, por ejemplo).

En este punto es importante acercar la copa lentamente (sin agitar) a la nariz, para localizar los aromas primarios. Luego, agitamos ligeramente la copa, para analizar los aromas secundarios desprendidos y, finalmente, con una mayor agitación del vino exploramos con la nariz sus característicos aromas terciarios.

Paso 3:
Análisis de las sensaciones
en la boca

Paso 3:
Análisis de las
sensaciones en la boca

Para ayudar al vino a expresarse con plenitud, podemos escoger entre:

1. Aspirar aire cuando el vino está en la boca.

2. Masticar el vino.

3. Una combinación de ambas.

En primer lugar, tomamos un pequeño sorbo a modo de degustación, y mientras pasamos el vino por toda la boca, inhalamos aire, luego exhalamos y al hacerlo percibimos los aromas vía retronasal.

Nuestras papilas gustativas pueden captar cuatro sabores básicos: dulces, ácidos, amargos y salados. 

Sin embargo, lo mejor de la cata es la sensación global que nos deja un vino, que muchas veces continúa y se alarga en el tiempo. Esto lo denominamos como “el recuerdo” de un vino, es decir, la persistencia de las sensaciones que nos deja en la boca y la nariz después de haberlo bebido.

20% OFF

EN NUESTROS VINOS SELECCIONADOS

CON el siguiente código podés acceder al descuento: desc20off

hasta el 31 de octubre
No acumulable con otros cupones

Cabernet S. reserva

$2809
$2247
20
$
  •  

chardonnay VARIETAL

$2551
$2040
80
$
  •  

¿Te gustó el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp